El Elche recoge buenas sensaciones en los partidos amistosos
Las franjiverdes se pusieron a prueba ante dos buenos equipos./P.Saiz.

El Elche recoge buenas sensaciones en los partidos amistosos

Las guerreras del CBM Elche cosecharon una derrota ante el Vipers Kristiansand (21-23) y una victoria ante el BM Morvedre (26-20), en dos partidos amistosos en Carrús. El Elche demostró que sigue en buena forma a la espera del siguiente partido de la Liga Guerreras Iberdrola, el 21 de diciembre, ante KH-7 Granollers.

El Elche, a nivel general dio un buen tono, logró repartir minutos entre todas las jugadoras y, a pesar de las rotaciones, apenas se notó que bajara el rendimiento del equipo. Lo que más destacó fue el sistema defensivo porque funcionó muy bien en ambos partidos, buena muestra de ello es que tan solo recibieron 43 goles, pocos. La portería franjiverde estuvo también bien en ambos partidos, en el primero mejor Nicole Morales y en el segundo Susi Sánchez, pero ambos días la portería acompañó bien a la defensa. Sin embargo, la primera parte del partido ante Morvedre fue el único tiempo de los cuatro en el que el equipo ilicitano no estuvo bien en el repliegue defensivo, y esto hizo que concedieran cuatro goles a sus rivales.

En cuanto a la transición ofensiva, el Elche debe mejorar, no lograron en ninguno de los dos partidos hacer daño. Este debe ser uno de sus puntos fuertes, pero en el momento en el que tenían que hacer el cambio ataque-defensa, en esta fase del juego, perdían eficacia. En ataque posicional, la parte positiva fue que muchas jugadoras anotaron, no dependieron de ninguna de ellas, pero les costaba generar situaciones claras de lanzamiento, algo que deben mejorar.

Joaquín Rocamora, técnico del Elche, asegura que estos dos partidos han sido positivos y han indicado que el estado físico del equipo es óptimo. Rocamora resalta el buen juego del equipo con las bajas por lesión de Laura Hernández y de Jennifer Gutiérrez por su participación en el Mundial de Japón. Además, en el último partido participaron la juvenil de primer año Andrea Pomares e Ivet Musons que volvió a jugar con su equipo, alrededor de quince minutos, estuvo bien, cogió buenas sensaciones e incluso marcó dos goles.